Una buena alimentación y el ejercicio,
la clave para una vida saludable

COLUMNAS | 11/04/2018
COLUMNAS | 11/04/2018

El desarrollo de un estilo de vida saludable no está dado solo por un factor, la mezcla entre alimentación y ejercicio son la clave para lograr este objetivo.

Hace unos meses fui invitado a la presentación del estudio Chile Saludable en la Fundación Chile. Ese día José Miguel Ventura, de Adimark, nos sorprendió con una frase golpeadora: “Los chilenos creemos que llevamos una vida es más saludable y no es así”.

Ellos realizaron un estudio donde dice que un 66% de los chilenos consideramos que tenemos una vida saludable (el punto más alto de los últimos 4 años, 3% más que el año anterior y así sucesivamente, la línea va para arriba), mientras nuestro IMC (índice de masa corporal) también sube (de 37 a 42%).

A mí me pareció raro, ya que uno ve más gente que antes en las plazas y las calles haciendo deporte. Según nos dijo José Miguel, es la misma gente de siempre, salvo que esas personas hacen más deporte que antes.

Por otro lado, hacer deporte hace bien, de hecho, hace muy bien. Una vez escuché a alguien decir que hacer deporte es la segunda acción más efectiva para mejorar la salud de las personas, después de dejar de fumar. Pero esto no es garantía de que bajemos de peso. Es por esto que si queremos tener un cambio significativo en nuestro peso debemos comer menos y mejor. El deporte ayuda a bajar de peso, pero no es tan eficiente como dejar de comer.

Google y la Clínica Mayo me ayudan con un buen dato. Un trote ligero de media hora nos hace gastar entre 300 y 350 calorías, lo mismo que 2 yogures de una marca reconocida. Es decir, con 2 yogures compensamos todo el esfuerzo de trotar media hora. Si queremos tener una vida saludable no solo debemos hacer deporte, sino que tenemos que mejorar nuestra alimentación.

Por ejemplo, en Chile no consumimos suficientes frutas. Según el IPSUSS, Instituto de Salud Pública de la Universidad San Sebastián, solo un 15% de la población en Chile consume 5 porciones de frutas y verduras al día (que es lo que la Organización Mundial de la Salud recomienda). Y los beneficios de las frutas son muchísimos, nos ayudan a: controlar el azúcar de la sangre, sentirnos saciados, regular la digestión, mantener la piel limpia y reducir el riesgo de algunas canceres y enfermedades cardiacas.

Este es el momento donde se acercan los fanáticos y te dicen que hay que tener ojo porque la fruta tiene azúcar. Y es verdad, la fruta tiene azúcar (fructosa) pero es mucho más que calorías vacías, ya que también tiene muchos nutrientes que son fundamentales en nuestra alimentación.

Detengámonos ahí:

· La fruta contiene mucha fibra, la cual mejora nuestra digestión, evita que aumenten los niveles de azúcar en la sangre y alimenta las bacterias de nuestro estómago.

· La fruta tiene muchos nutrientes fundamentales para nuestra vida, como las vitaminas C y B: promueven el sistema inmune, el funcionamiento de nuestras células y órganos (desde el riñón hasta el cerebro) y ni hablar de los antioxidantes que están tan de moda.

¿Cómo nos entusiasmamos a comer las porciones de fruta necesarias para nuestro organismo?

· No comas siempre las mismas frutas, cambia de colores. El color está relacionado con los compuestos bioactivos que benefician nuestra salud.

· En un inicio, cómete al menos una fruta cada día. Trata de que sean dos tazas por día.

· Hazte una ensalada de frutas. Es más fácil de que la comas si la fruta ya está picada. ¡Y combinarás colores!

· Busca la fruta en su estado más puro. Si la vas a tomar, evita los concentrados o néctares, ya que ellos concentran el azúcar y eliminan o al menos descomponen la fibra. Para esto se utiliza calor el cual hace perder gran parte de los nutrientes, quedando los azucares. Si no lo especifica la etiqueta, busca en la lista de ingredientes: si aparece que agregan agua es porque utilizan jugos concentrados. Los mismo si vas a comer purés o compotas.

· Convierte la fruta en algo entretenido. Puedes congelar el puré de fruta y hacer un helado. Los arándanos se pueden congelar frescos y se mantienen todo año. Si vas a cocinar un postre agrégale frutas, puede que a tu familia le cueste acostumbrarse, pero la fruta es un postre que satisface y alimenta.

Pedro Pablo Sepúlveda
Gerente Comercial AMA Time

AMA Time
#adimark #gfk-adimark #fundacionchile #chilesaludable #ipsuss #vidasana #alimentosensuestadomaspuro



Compartir :